Jabón de leche de Burra y Arcilla blanca

Tiene todas las propiedades de la leche de burra. Es un tensor natural y un potente regenerador de la piel, ralentizando así su envejecimiento. Además propiedades hidratantes, reafirmantes y suavizantes, reforzadas por la Arcilla Blanca que es antibacteriana, desintoxicante y remineralizante. Con su ligero perfume a muguete, este jabón se puede utilizar para las pieles muy delicadas. los reumatismos y los dolores, pero igualmente es antidepresiva y relajante.