Jabón de leche de Burra, Avena y Limón

La harina de Avena se utiliza tradicionalmente para tratar las erupciones y las irritaciones. En la Edad Media, los granos de Avena se molían y se usaban en forma de cataplasmas con propiedades regeneradoras y suavizantes. Fantástica para las pieles secas, la Avena se utiliza por su poder hidratante y emoliente. Le hemos añadido Limón porque los cítricos son astringentes, tienen la propiedad de cerrar los poros de la piel. El limón reabsorbe y desinfecta las pequeñas espinillas. Este jabón está indicado para toda la familia, especialmente para las pieles jóvenes y con acné.