Crema facial con leche de Burra y Rosa Mosqueta

Nuestra crema facial está enriquecida con aceite de Rosa Mosqueta de los Andes que ha sido objeto de estudios dermatológicos y cosméticos importantes en estos últimos años. Este aceite contiene grandes cantidades de ácidos grasos esenciales poliinsaturados que tienen el poder de regenerar los tejidos de la piel y favorecer el crecimiento celular. El aceite de Rosa Mosqueta tiene, pues, propiedades de rejuvenecimiento de la piel, una acción hidratante y antiarrugas. Este tratamiento del rostro tiene una textura extremadamente fina que penetra inmediatamente sin dejar una película grasa. La asociación con la leche de burra Bio permite luchar de forma eficaz contra los signos del envejecimiento. La piel se hidrata y reafirma; se percibe el efecto tensor.