Jabón de leche de Burra, Lavanda y Espelta

Este jabón se fabrica artesanalmente con flores de Lavanda de Provenza que lo convierten en exfoliante. La Lavanda (palabra que viene del latín «Lavare»: lavarse) se utiliza desde el imperio romano para aliviar los músculos fatigados. También tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Le hemos añadido harina de Espelta, el ancestro del trigo, porque contiene una gran cantidad de sales minerales y de oligoelementos, así como vitaminas de los grupos E y B y betacaroteno. Este jabón procura una ligera exfoliación y dejará su piel tersa y delicadamente perfumada.