Rocódromo o torre de aventura

La Torre de Aventura ó Rocódromo es una estructura de 8 metros de alto forrada con unos paneles de escalada artificial, donde el participante puede subir escalando con la ayuda de las presas de agarre de la estructura.

 

El “escalador”  está asegurado por medio de un arnés y una cuerda estática controlada por un monitor profesional en escalada.

 

Cuenta con 4 vías de escalada; una vez que se ha llegado a la parte superior de la estructura se puede descender aplicando la modalidad de Rapel.

Según las presas elegidas varía mucho la dificultad, normalmente se empieza subiendo usando todo tipo de presas, para luego usar solo las presas de un color determinado y así ir incrementando la dificultad, al necesitar cada vez más técnica en la superación de la ascensión.

Se comienza escalando en top roc o polea, con la cuerda por arriba que impide en todo momento que el escalador caiga.

Para escaladores con experiencia es posible abrir vía, ascendiendo a la vez que se sube la cuerda asegurándola a las chapas intermedias.

Una vez se llega arriba es posible descender usando la técnica de RAPPEL O TIROLINA.